• @lorenaleft

Veganismo & Sostenibilidad

Actualizado: 12 de feb de 2020


Una alimentación 100 % vegetal puede tener numerosos beneficios para el medioambiente. Entre ellos se incluye la preservación de la biodiversidad, el uso más sostenible de los recursos y la lucha contra el cambio climático.

Foto original de Be Clever Be Vegan

El cambio climático es una amenaza para la seguridad alimentaria, la disponibilidad de agua y la biodiversidad a nivel mundial, así como una causa importante de los desastres medioambientales. La producción y el consumo de alimentos de origen animal es uno de los factores principales del cambio climático, mientras que apostar por una dieta basada en plantas ayudar a reducir la emisión de gases de efecto invernadero.


¿Qué es el cambio climático?

Desde el inicio de la industrialización, la media de la temperatura global ha ido aumentando de forma gradual. Numerosas investigaciones han revelado que este incremento se debe a la actividad humana y que el cambio climático está transformando rápidamente el mundo en el que vivimos. Esto ya está afectando al medioambiente, la economía y la sociedad de varias formas y tendrá un impacto cada vez mayor en nuestra vida diaria. Mientras que el cambio climático se caracteriza por cambios progresivos a largo plazo como el aumento lento de las temperaturas y el nivel del mar, también dará lugar a gran cantidad de fenómenos meteorológicos extremos como tormentas, inundaciones y veranos muy calurosos poco habituales. Esto tendrá un efecto negativo en la agricultura, la productividad general y la salud humana. Además, el cambio climático tiene como consecuencia el aumento del número de olas de calor que son especialmente peligrosas para niños y ancianos.


El papel de la agricultura animal en el cambio climático

La producción de carne, productos lácteos y huevos está entre las principales causas del cambio climático provocado por el hombre, la erosión del suelo, la contaminación del agua y la pérdida de la biodiversidad. Según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), la ganadería es responsable del 14,5 % de las emisiones totales de gases de efecto invernadero y también es la causa de, al menos, la mitad de todas las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con los alimentos. En total, el sistema mundial de alimentos supone un 30 % de todas las emisiones producidas por el hombre. A nivel mundial, las 20 empresas de carne y productos lácteos más importantes emiten más gases de efecto invernadero que toda Alemania.


Nuestras decisiones alimentarias determinan la huella de carbón

El aumento de los salarios y la urbanización en los países en desarrollo está llevando a un aumento del consumo de carne. Este cambio demográfico es la causa de un cambio alimentario mundial en el que las dietas tradicionales con productos menos procesados y más vegetales se sustituyen por otras con grandes cantidades de azúcar y grasas refinadas y productos de origen animal. Si el consumo de carne y otros productos derivados continúa creciendo al mismo ritmo, las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial que produce la agricultura animal aumentarán un 80 % para 2050. (...)

Si bien el consume de productos de origen animal desempeña un papel importante para el cambio climático, hay poca conciencia sobre la relación entre la alimentación y el cambio climático. Reconocer el impacto de los alimentos en el clima es un paso fundamental para tomar decisiones respetuosas con el clima en cuestiones alimentarias.


Una alimentación vegetal es respetuosa con el clima

(...) Los estudios sugieren que la huella de carbono por persona relacionada con la alimentación podrían reducirse a la mitad eligiendo una alimentación vegetal. Sustituir la carne por las alubias dejaría libre un 42 % de la superficie agrícola de Estados Unidos, cumpliría con el 75 % de los objetivos de Estados Unidos sobre el clima de 2020 y proporcionaría proteína alimentaria más que suficiente. Si todo el mundo adoptara una dieta vegana, las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial podrían reducirse hasta un 70 % para 2050. En consecuencia, si comparamos calorías, la carne, los lácteos y los alimentos de origen animal emiten mayores cantidades de gases de efecto invernadero y necesitan más superficie agrícola y otros recursos que los alimentos vegetales.


Si todo el mundo adoptara una dieta vegana, las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial podrían reducirse hasta un 70 % para 2050

Aritículo original de ProVeg España


#veganismo #sostenibilidad #alimentación #cambioclimatico #proveginternational





77 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo