• @lorenaleft

La importancia del reciclaje

Actualizado: 30 de abr de 2020


El reciclaje es un proceso cuyo objetivo es convertir desechos en nuevos productos o en materia prima para su posterior utilización.

Gracias al reciclaje se previene el desuso de materiales potencialmente útiles y se reduce el consumo de nueva materia prima, además de reducir el uso de energía, la contaminación del aire (a través de la incineración) y del agua (a través de los vertederos), así como también disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con la producción de plásticos.

Foto original de Be Clever Be Vegan

El reciclaje es un componente clave en la reducción de desechos contemporáneos y es el tercer componente de las 3R («Reducir, Reutilizar y Reciclar»).

Los materiales reciclables son muchos, e incluyen todo el papel y cartón, el vidrio, los metales ferrosos y no ferrosos, algunos plásticos, telas y textiles, maderas y componentes electrónicos. En otros casos no es posible llevar a cabo un reciclaje debido a la dificultad técnica o alto coste del proceso, de modo que suele reutilizarse el material o los productos para producir otros materiales y se destinan a otras finalidades, como el aprovechamiento energético.


Separar los desechos correctamente

La importancia de hacerlo es que nos puede ayudar a resolver muchos de los problemas creados por la forma de vida moderna. Se pueden salvar grandes cantidades de recursos naturales no renovables cuando en los procesos de producción se utilizan materiales reciclados. Los recursos renovables, como los árboles, también pueden ser salvados y la utilización de productos reciclados disminuye el consumo de energía. Cuando se consuman menos combustibles fósiles, se generará menos CO2 y por lo tanto habrá menos lluvia ácida y se reducirá el efecto invernadero.


Los colores del reciclaje

Color azul: En este contenedor de color azul, se deben depositar todo tipo de papeles y cartones, también periódicos, revistas, papeles de envolver o folletos publicitarios entre otros.

Color amarillo: En los contenedores amarillos se deben depositar envases y productos fabricados con plásticos como botellas, recipientes o bolsas. Las latas de conservas y de refrescos también tienen que depositarse en estos contenedores siendo este último, uno de los principales errores a la hora de reciclar.

Color verde: En este contenedor se depositan envases de vidrio y botellas. Importante no utilizar estos contenedores verdes para cerámica o cristal ya que encarecen notablemente el reciclaje de este tipo de material.

Color rojo: Los contenedores rojos de reciclaje, aunque poco habituales, son muy útiles y uno de los que evitan una mayor contaminación ambiental. Podemos considerarlos para almacenar desechos peligrosos como baterías, pilas, insecticidas, aceites, aerosoles, o productos tecnológicos.

Color gris: En los contenedores de color gris, se depositan los residuos que no hemos nombrado en los anteriores, aunque principalmente se deposita en ellos materia biodegradable.

Color marrón: Estos se utilizan exclusivamente para material orgánico. En caso de no disponer de este tipo de contenedor, como hemos comentado, utilizaríamos el gris.


La salud de la Tierra no puede esperar

Todos nosotros, con independencia del campo en el que nos desenvolvamos o de las labores que realicemos a diario, debemos involucrarnos de manera activa para frenar los problemas que amenazan el medioambiente y reciclar es una de las acciones que podemos poner en práctica para ello.


Las consecuencias de no reciclar son realmente graves para todas las especies incluida la nuestra, sobre todo si tenemos en cuenta que en estos momentos el planeta se enfrenta a retos como el cambio climático, la contaminación, la deforestación de los bosques o el agotamiento de los recursos naturales, entre otros.


#veganismo #sostenibilidad #medioambiente #recursos #reciclar





62 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo